¿Tengo Vocación?

1 Consejo: No tengas miedo.

 1º Consejo: No tengas miedo

El discernimiento vocacional es algo que todos deberíamos hacer, independiente de la vocación que el Señor nos haya regalado. Y si se trata de la vocación sacerdotal o religiosa, con mayor razón aún, debemos hacer un prudente y serio camino de discernimiento.DIS.jpg

Sin duda, frente a un mundo que nos lleva a todo lo contrario de lo que la vocación consagrada nos invita, lo primero que puedes experimentar es temor. Un temor que nos hace cuestionarnos acerca de lo que dejamos y, de quienes dejamos. Un temor que nos hace mirar a nuestro alrededor y ver que el camino que se nos plantea es difícil.

Ya el paso de querer hacer un discernimiento vocacional, de atrevernos a tan solo pensarlo, lleva consigo coraje... este es un camino para valientes.

Por eso es que, comenzar con un discernimiento de este tipo conlleva la convicción de que todo lo podemos en el Señor, son pasos de confianza en Dios los que damos. El temor o miedo, se desvanece en la medida que ponemos nuestra vida en las manos de Dios, no en nuestras fuerzas.

Atrévete a hacerte la pregunta vocacional, por lo menos comienza con un ¿por qué no? Y verás como el Señor hace su obra.

Facebook

O'higgins 1487 Chiguayante, Concepción - CHILE / Fono: +56 041-2361463