Santos de La Iglesia

Beato José Gabriel Brochero

CURA_BROCHERO.jpeg

Nace el 16 de marzo de 1840 en Villa Rosa, provincia de Córdova, en el oeste de Argentina. El "cura Brochero", como coloquialmente se le conoce en la Argentina, creció en el seno de una familia profundamente cristiana, en donde fue educado, de manera muy especial, en la práctica de las virtudes. Su familia era de escasos recursos lo que fomento en el corazón de José Gabriel un espíritu de humildad que se vio acompañado de un carácter alegre y servicial.

Cura_Brochero_Rostro.jpegSu anhelo por ser sacerdote surgió desde muy joven para él, de modo que a sus 16 años ingresa al seminario de Nuestra Señora de Loreto en Córdova pasando por el Seminario Menor y posteriormente por el seminario mayor. Sus días en el seminario se caracterizaron por una vida de asiduo estudio y oración, pero también por un periodo marcado por pruebas y humillaciones dada por su condición más bien modesta en comparación de sus contemporáneos.

A los pocos años de ordenado surgió una epidemia de cólera en Córdova muriendo en poco tiempo más de 4000 personas. Ante esto el padre que había sido asignado a una parroquia en la cual se había recién instalado tomó lo necesario consigo y partió en ayuda del pueblo que era presa de la aflicción y el pánico. Acompaño y dio consuelo a las muchísimas personas a las que visitó incansablemente y con una valentía notable, poniendo en peligro su vida.

Cura_Brochero-1.jpeg

Fue destinado como párroco de la parroquia san Alberto, una parroquia con una inmensa extensión de casi unos 4000 kilómetros cuadrados de valles y montañas. En aquel territorio se encuentran dispersos cerca de 10000 habitantes, en extrema indigencia, sin carreteras, sin escuelas, hospitales separados de toda comunicación por cimas de cerca de 2000 metros de altura. Sin embargo, esto no fue impedimento para que el padre José Gabriel se dispusiera a visitar y acompañar a cada persona, ya que emprendía para ello largos viajes en mula para llegar a cada rincón de su territorio parroquial, llevando consigo lo necesario para la celebración de la eucaristía, un devocionario con la palabra de Dios y una imagen de la Virgen. Juntaba grupos de personas para llevarlos a realizar los ejercicios espirituales de san Ignacio de Loyola guiados por él mismo, allí logró transformar la vida de decenas de feligreses que agradecidos del padre por haber podido encontrar a Cristo y ser así mejores hermanos, madres, padres, etc. Preocupado por su pueblo gestionó la construcción de escuelas, hospitales y otros que permitieran mejorar la calidad de vida de aquellas personas. Construyó una casa de retiros donde poder llevar a cabo los ejercicios espirituales en su propia parroquia, donde también tuvo la posibilidad de ayudar a muchas personas a encontrar a Dios. Siempre se caracterizó por un estilo de vida humilde, donde además de vivir la pobreza espiritual vivía la pobreza material, repartiendo su dinero a los más pobres.

Muere a los 73 años de edad un 26 de enero de 1914 producto de una lepra contraída tras acompañar como le era de costumbre a un enfermo de lepra con el cual comía junto e incluso bebía de su mismo vaso. Fue beatificado en una misa presidida por el cardenal Angelo Amato el 14 de septiembre de 2013.

Facebook

O'higgins 1487 Chiguayante, Concepción - CHILE / Fono: +56 041-2361463