Flash Litúrgico

EL AÑO LITÚRGICO

EL AÑO LITÚRGICO 

Es la organización del año como celebración progresiva del misterio de Cristo. EN el círculo del año, la Iglesia desarrolla todo el misterio de Cristo, desde la Encarnación y la Navidad hasta la Ascensión, Pentecostés y la expectativa de la dichosa esperanza y venida del Señor.Copia_de_ano_liturgico.png


El comienzo y ritmo del año litúrgico es distinto del año civil, o del escolar, o del comercial. Comienza en el primer domingo de Adviento.
Los tiempos litúrgicos que componen el año litúrgico son:


-Adviento: es el tiempo de preparación de la Navidad, que forma una unidad dinámica con la misma Navidad y la Epifanía. El tiempo de Adviento comienza con las primeras vísperas del domingo que cae el 30 de Noviembre o el más próximo a esa fecha, y acaba antes de las primeras vísperas de Navidad. Sus personajes clásicos son el profeta Isaías, Juan Bautista y la Virgen María. El color propio de este tiempo es el morado, pero el tercer Domingo de Adviento posee un característico tono de alegría ("Gaudete") y por eso se recomienda utilizar ornamentos de color rosa. Durante el Adviento se omite el canto del Gloria para resaltar la espera del canto solemne del Gloria en la noche de Navidad. También se utiliza la corona de adviento de color verde, compuesta por cuatro velas (una vela es encendida cada semana).


-Navidad: celebración del Nacimiento del Señor. Esta solemnidad se introduce con las primeras vísperas, se celebra con la vigilia y la misa de medianoche, se prolonga con la misa de la aurora y del día y se solemniza con una octava. Este tiempo se extiende hasta el domingo después de la Epifanía, o después del 6 de enero, en ese tiempo se celebra la octava de navidad, la Epifanía y el Bautismo del Señor. El color propio de este tiempo es el blanco, que simboliza luz, alegría, nacimiento.


-Tiempo ordinario: son las 33 ó 34 semanas en el curso del año en las que no se celebra algún aspecto peculiar del misterio de Cristo; sino más bien se recuerda el mismo misterio de Cristo en su plenitud, principalmente los domingos. Comienza el lunes que sigue al domingo posterior al 6 de enero y se extiende hasta el martes antes de Cuaresma, y comienza de nuevo el lunes después del domingo de Pentecostés y concluye con la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, para iniciar el siguiente domingo el I Domingo de Adviento. También se le llamada "Tiempo durante el año". El color propio de este tiempo es el verde, símbolo de esperanza, vida, cosecha.


-Cuaresma: es el tiempo (40 días) de preparación para el Tiempo Pascual. Empieza el miércoles de ceniza y concluye el Jueves Santo por la tarde, antes de la Misa Vespertina de la Cena del Señor. Se caracteriza por la ausencia del Gloria y el Aleluya en los cantos, la austeridad en el ornato del espacio celebrativo (sin flores ni música instrumental), el ejercicio del Vía Crucis. El color propio de este tiempo es el morado, pero el Cuarto Domingo se recomienda utilizar el color rosado. Durante este período de conversión la Iglesia nos invita a la práctica del ayuno, la oración y la misericordia.


-Tiempo Pascual: la celebración del Misterio Pascual es el centro de la fe y de la vida de la Iglesia. Es la raíz del año litúrgico. El Tiempo pascual comprende cincuenta días vividos y celebrados como un solo día, como un gran domingo. Comienza el Domingo de Resurrección y culmina el Domingo de Pentecostés. La unidad de la cincuentena queda subrayada por la presencia del Cirio pascual encendido en las celebraciones. El color propio de este tiempo es el blanco, símbolo de luz y gozo.


Con respecto a los colores litúrgicos propios de cada tiempo, un pequeño resumen:


-El color blanco es señal de alegría. Se lo usa en las solemnidades del Señor y de la Virgen María y en las fiestas de los santos y bienaventurados que no son mártires. Es el color propio del Tiempo de Navidad y del Tiempo Pascual.casullas.jpg


-El color rojo se usa en las celebraciones del Espíritu Santo, en el Domingo de Ramos, en el Viernes Santo y en las fiestas de los mártires.


-El color morado tiene una significación penitencial. Se emplea en los Tiempos de Adviento y de Cuaresma, en las misas votivas que tienen carácter penitencial y en las celebraciones de funeral.


-El color verde se usa en el Tiempo Ordinario, siempre que el día en que se celebra no coincida con alguna fiesta que requiera otro color.


-El Tercer Domingo de Adviento y el Cuarto Domingo de Cuaresma, se pueden usar ornamentos de color rosado, como símbolo de un cierto paréntesis en el espíritu menos estivo o penitencial de esos tiempos litúrgicos.


-El color celeste se utiliza en algunos lugares en ciertas solemnidades de la Santísima Virgen María.

Facebook

O'higgins 1487 Chiguayante, Concepción - CHILE / Fono: +56 041-2361463