Noticias

Entrevista a la Señora Patricia y a la Señora Luisa, personal de Cocina de nuestro Seminario

Sra._Luisa_y_Patricia.JPGLa Señora Patricia y la Señora Luisa comparten nuestra vida de seminario en el importante servicio de la preparación de todos los alimentos. A través de esta sencilla nota queremos mostrar nuestra gratitud por la labor que realizan puesto que su preocupación por nosotros va más allá de simplemente cumplir con sus obligaciones, sino que están siempre atentas a hacer de nuestra cocina y comedor un lugar familiar.

Conversamos con ellas y esto fue lo que cada una nos compartió.

Señora Patricia

Mi nombre es Patricia Inés Villablanca Poloni, mi familia está compuesta por mi marido y dos hijos, un hombre y una mujer, que ya no están con nosotros, porque así es la vida, los hijos parten cuando crecen. Tengo una linda nietecita de ocho años, que es mi alegría, después de haber visto crecer a mis hijos.

Señora Luisa

Mi nombre es Luisa Mendoza Parra, mi familia está compuesta por cinco hijos, tres de los cuales son uniformados, una de mis hijas es Chef, la otra es control caja y tengo siete nietos. Esa es mi familia.

¿Cuanto tiempo lleva en nuestro seminario?

Señora PatriciaSra._Patricia.JPG

Llegué el 2005 por un reemplazo. Yo tenía un ahijado de bautismo que entró al seminario y el siempre me decía: "tía, usted que cocina tan bien y siempre me regala quequitos ¿por qué no se va al seminario?". Un día vine a presentarme con mis antecedentes y me dejaron para un reemplazo. Esa vez estuve un mes, pero como les gustó mi trabajo me llamaron el 2006 para integrarme al personal y de ahí no me han soltado nunca más.

Señora Luisa

Llegué el 09 de noviembre del 2001, o sea, voy pegando para los 12 años.

¿Qué es lo que más le ha gustado de trabajar aquí?

Señora Patricia

Lo primero es que este es un lugar maravilloso, me encanta la vegetación, la naturaleza, es un lugar muy tranquilo, aquí reina la paz. Aquí también uno siente que tiene más hijos y los cuida de esa manera, por ejemplo cuando alguno está enfermo uno ve la manera de ayudar, con alguna agüita para la fiebre o una limonada con miel para el resfriado, etc. Para mi estar en el seminario ha sido un tiempo muy bonito. Yo estudié además peluquería y relaciones públicas, pero lo mío es la cocina, me encanta lo que hago. Aquí siento que estoy en la casa de Dios y eso me hace sentir en paz.

Señora Luisa

Yo siempre he dicho que trabajar aquí en el seminario con los jóvenes es como estar trabajando para mi familia, para mis propios hijos. Por esa razón siempre estoy tratando de poner lo mejor de mi, hacerlo mejor cada día.

¿Cómo ha sido la experiencia de ver que los alumnos van egresando y llegan a ser sacerdotes?

Señora Patricia

Cuando llegan a la meta uno se siente muy feliz. Ellos siempre nos están pidiendo que oremos por ellos, sobre todo cuando están en exámenes, cuando están terminando. Hay momentos que los estudios se vuelven pesados y los chiquillos lo expresan, me han dicho que les cuesta el inglés y la teología.

Cuando he ido a una ordenación me emociono mucho. Me siento parte de esa alegría.

Señora Luisa

Sra._Luisa.JPGYo con el paso de los años ya he visto a muchos alumnos que han llegado a ser sacerdotes y para nosotros, como trabajadores del seminario es una alegría muy grande. Uno se pone en el papel de madre y comparte la dicha de la familia al ver que se consigue un logro tan grande como es tener en la familia un integrante religioso. Para uno la alegría es muy grande al pensar que por lo menos hemos podido colaborar en la alimentación de un nuevo sacerdote.


Todos quienes vivimos en el seminario tenemos amigos y familiares que a veces se preguntan ¿cómo se come en el seminario? ¿Se come mucho o se hace mucho ayuno? ¿Qué contestaría Usted?

Señora Patricia

Yo diría que en el seminario se come lo suficiente, no se pasa hambre. Aquí la comida es normal, todas son comidas de casa, nada sofisticado o extraño y se regalonea en las ocasiones que hay que regalonear igual que en una familia, para los cumpleaños hay una tortita, etc. Esta es una casa como cualquiera, lo único que es mas grande. Tratamos eso si, que todo sea sano; evitar muchas calorías, demasiadas frituras o grasas, igual que como lo hacemos con nuestros hijos. Aquí no se come ni mucho ni poco, estamos bien.

¿Es usted católica?

Señora Luisa

Cuando yo llegué aquí me entrevistó el rector y me preguntó si participaba en alguna Iglesia, yo le contesté con sinceridad; "soy evangélica" y el Padre me dijo que no había problema en eso, porque ya habían tenido otros trabajadores que no eran católicos. La verdad es que siempre he sentido que eso no es obstáculo para servir, he sentido que respetan mi creencia de la misma manera que yo respeto la creencia de todos aquí. Yo me siento feliz, me siento parte de una gran familia.

Facebook

O'higgins 1487 Chiguayante, Concepción - CHILE / Fono: +56 041-2361463