Pastoral

La dimensión pastoral

LA DIMENSIÓN PASTORAL EN LA FORMACIÓN

El Seminario Metropolitano de Concepción forma a los sacerdotes diocesanos de las Iglesias de Concepción, Los Ángeles, Chillán y Punta Arenas; es decir, es esencialmente una escuela de pastores. Por ello, la formación contempla entre sus cuatro dimensiones la Dimensión Pastoral, cuya finalidad es formar a los seminaristas bajo el modelo de Jesús, Buen Pastor, e impulsarlos a vivir la caridad pastoral.

Precisamente, siendo Jesús el Buen Pastor, el sacerdote diocesano está llamado a imitarlo: "El buen pastor da su vida por sus ovejas" (Jn. 10, 11), las conoce y, dice Jesús, "las mías me conocen a mi" (Jn. 10,14). Y dicha caridad pastoral es un invitación a la evangelización, a dar a conocer a Jesucristo: "Tengo otras ovejas que no son de este redil, a ésas también es necesario que las traiga, y oirán mi voz y formarán un solo rebaño, con un solo pastor" (Jn 10, 16).

Por ello, la formación de esta dimensión comienza en el propedéutico, el primer año del seminario, donde se invita a los seminaristas a vivir dicha caridad pastoral "partiendo por casa", es decir, con la propia comunidad. Así, los propedeutas, creciendo en conocimiento mutuo, son llamados a constituir también una comunidad de futuros pastores.pastoral.jpg

Los dos años de la filosofía son para los seminaristas la oportunidad de entrar en el mundo de la pastoral de salud y la educación. El primer año de filosofía está destinado a la visita y acompañamiento de ancianos y enfermos, como un aspecto muy importante de la caridad pastoral. Por su parte, en el segundo año de filosofía las pastoral es realizada en colegios, donde los seminaristas entran en contacto con la labor educativa y pastoral en medio de niños y jóvenes.

Los 4 años de teología, por su parte, están dedicados a la actividad más propia del sacerdote diocesano, esto es, la vida de la parroquia. Con toda la complejidad que la pastoral parroquial trae consigo, el seminarista, guiado por su formador y por el párroco de la parroquia que se le asigne, es invitado a conocer la catequesis, la vida juvenil, a los adultos mayores, la pastoral litúrgica, la vida laical, etc.

En todas esas actividades, Jesús que llamó a cada seminarista a vivir consagrado a él y a su pueblo, empieza a formar en ellos el corazón de pastor necesario para su futuro ministerio.

Facebook

O'higgins 1487 Chiguayante, Concepción - CHILE / Fono: +56 041-2361463