Seminaristas

Testimonio vocacional del Seminarista Iván Gatica

Testimonio vocacional del Seminarista Iván Gatica

Ivan_1.jpgAl hablar de vocación, debo hablar de la primera vocación, que es ser hijo de Dios en de Fe y don de Dios: "Por cuanto nos ha eligiendo en él antes de la fundación del mundo, (...) de antemano para ser sus hijos adoptivos por medio de Jesucristo" (Ef. 1, 4 - 5).

Esta vocación, se fue forjando en el seno de mi familia católica. En ella fuimos creciendo en el Amor a Cristo y su Iglesia a través del testimonio de vida cristiana de mis padres, los cuales, nos fomentaron desde nuestros primeros años la Fe. Mis padres y mis hermanos viven en la ciudad de Santa María de los Ángeles; mi madre se llama Isabel Larenas Contreras y mi padre se llamaba Diógenes Darío Gatica (fallecido en el año 1998). Somos 4 hermanos -de los cuales una es mujer- y yo soy el menor.

En mi parroquia de origen "San Juan Bautista", ubicada en la misma ciudad de los Ángeles, fui bautizado. Luego en el año 1985, haría mi primera Comunión y muchos años después, ya teniendo una profesión, recibiría mi Confirmación (1999). Siendo adulto y como todo ser humano tenía "mis propios proyectos de Vida", los que cambiarían drásticamente, (el fallecimiento de mi padre) estos sucesos que fue marcando la vida, me ayudaron a platearme mi retorno a la parroquia y con ello, servir a mi Iglesia como catequista de ACN y luego de confirmación donde fui invitado a través del Pbro. Fredy Rodríguez, párroco en ese momento, y en este ambiente de vida parroquial, más mi trabajo laboral en una empresa de los Ángeles, fui descubriendo el servicio al Evangelio y a mis Hermanos.

Tiempo después, en el año 2000, fue nombrado párroco el Pbro. Carlos Omar Muñoz, con el cual sería crucial, con el tiempo cuestionarme sobre la posibilidad a la vida consagrada, debido a que a través de su persona, sus consejos y el acompañamiento por primera vez me preguntaría aquello. Por eso en el año 2002, viviría la experiencia de discernimiento en un instituto secular por un periodo de casi 2 años (Pía Sociedad San Pablo), en lo cual, finalmente no ingresaría a postulando; pero a pesar de que la experiencia no fructifico, aquello permanecería en mí con el tiempo, sin darme cuenta. Además, nuestro Señor siempre no se cansa de llamarnos, él sabe el momento y circunstancia en que nos llama. Ivan_5.jpg

Y así llegaría el año 2010, donde a pocos días de semana santa conocí a Pbro. Tomás Carrasco, el cual fue a acompañar a una amiga que iba a ingresar al monasterio de las Clarisas. Y al regresar a casa me vine con él y me hizo la invitación a las jornadas vocacionales y a la entrevista con Don Felipe Bacarreza, actual obispo de mi diócesis Santa María de Los Ángeles. En las jornadas se fue reafirmando la respuesta positiva a la llamada de Dios; de la cual no me arrepiento de responder.

Ahora, estando en el último año de filosofía (3° año de seminario) y a través de la pastoral, de la vida comunitaria, la vida intelectual y espiritual, se ha ido acrecentando ese llamado inmerecido.

Finalmente quisiera decir a los jóvenes: no teman a preguntarse y a cuestionarse por la vida sacerdotal y consagrarse por completo a Dios y al anuncio de su Evangelio. Puedo decir que estos años han sido muy felices para mí.

 

Facebook

O'higgins 1487 Chiguayante, Concepción - CHILE / Fono: +56 041-2361463