Sacerdotes

Testimonio Vocacional Padre Claudio Alarcón

Padre_CLAUDIO_ALARCON.jpeg

“Señor,  tú lo sabes todo, tú sabes que te amo”. (Jn. 21,17)

Elegí este lema sacerdotal, porque precisamente manifiesta lo que mi corazón siente, aún, sabiendo y conociendo mi humanidad y fragilidad, me llama para servirle en el servicio como Sacerdote.

A mis 48 años, es difícil mirar atrás y ver como ha sido mi vida sacerdotal estos casi 15 años. Aunque como dice la escritura es bueno volver a mirar y contemplar el amor primero.

Mi llamado se pone de manifiesto a los 9 años, cuando hice mi primera comunión (8 de dic. 1977), pero la ilusión duró poco, iba a misa de manera esporádica. Pasando el tiempo llegó el momento de la confirmación, me preparé y me confirmé. Se podría decir que  ahí comienza mi vida de cristiano un poco más comprometido, participando activamente en la pastoral juvenil de la Parroquia Natividad de María (Mi actual Parroquia) como ACN (animador catequesis de niños), como catequista de confirmación y acompañando al sacerdote a misas, misiones, etc.

Ante la inquietud vocacional que sentía, fui invitado a jornadas, pero no fue sino hasta el año 1993 que decidí participar de ellas ya que estaba por terminar mis estudios superiores.

El Camino más serio comenzó el año 1994 cuando ingresé al seminario y comenzó el proceso de discernimiento, acompañado de mi párroco de ese tiempo Pbro. Germán Hermosilla, y en la dirección espiritual el Pbro. Félix Eicher Bongartz ( q.e.p.d)

Todo fue normal hasta el año 1996, que salgo del seminario para tener una vida comunitaria en la Mariápolis del Movimiento Focolar en Argentina, en el año 1997.

En el año 1998 me reintegro al seminario para concluir mi formación, ordenándome diácono en el año 2000 y sacerdote en el año 2001.

Como sacerdote, han sido 14 años de ir cada día configurándome más al Señor, con las miserias propias de la humanidad.

A lo largo de este tiempo, han sido muchos los que han aportado a que mi sacerdocio sea según el corazón de Jesús.

Actualmente , ser párroco de la Parroquia Natividad de María, en la cual me formé, encontré y respondí al llamado del Señor, no ha sido fácil “Nadie es profeta en su tierra”, pero confiando plenamente en la gracia y en la acción del Espíritu Santo, seguro caminando junto a la comunidad parroquial para configurarnos cada vez más a Cristo.  

 

Facebook

O'higgins 1487 Chiguayante, Concepción - CHILE / Fono: +56 041-2361463